GIGANTES QUE DESPIERTAN Y DUERMEN


la-foto-511

Isaín Mandujano/Chiapas PARALELO

Chiapas es un foco rojo llegando a su punto de ebullición. El gigante dormido tras el fracaso de independencia por parte del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN); vuelve a despertar con un nueva generación; aquella que vivió junto con sus padres lo que es ser un desplazado interno y que ahora reside principalmente en locaciones como Tuxtla Guerrero y San Cristóbal de las Casas.

Entre 1994 y 1998 se estima entre 50 mil y 84 mil personas que fueron víctimas de desplazamiento forzado por el conflicto armado; de las cuales el 98% son indígenas.

La pregunta que todos deberíamos de hacernos cuando tratamos con problemáticas sociales de gran magnitud es: ¿qué pasó con los niños que también fueron forzados a movilizarse junto con sus padres?

De acuerdo con Magdiel Sánchez Quiroz, representante del Movimiento de Liberación Nacional; hoy en día se encuentran asentados en las ciudades más grandes de Chiapas; “estos jóvenes a diferencia de sus padres se criaron en una metrópolis, pero también están sumergidos en la temática revolucionaria que los dejó marcados.”

De acuerdo a Magdiel; la primera variable que debemos considerar para entender el movmiento es que esta juventud no sólo se ha unido a las manifestaciones que han azotado a Chiapas; sino que muchos de los niños, que fueron forzados a abandonar sus hogares, ahora son maestros porque el sector educativo es el único con suficiente fuerza y organización para hacerle frente al estado.

El segundo factor que se debe tomar en consideración es que “tambien encuentras actores nuevos que están empezando a protestar, que en el 94 controlaba el priismo, como el caso de los taxistas, de algunos grupos urbanos, hoy la rebelión que está ocurriendo allá Chiapas está dando una nueva articulación de diferentes sujetos que están peleando en contra no sólo de la reforma educativa, sino de las políticas en general del estado.”

La razón por la que ahora se revelan sectores que anteriormente protegían al gobierno, es porque no se ha solucionado el profundo estado de crisis que vive el estado desde el 94 mismo; los gobiernos lo que han logrado es poner “como una especie de parches” para contener los conflictos sociales; pero ya no pueden seguir preseionando el botón de pausa; porque esto sólo ha llevado al acumulamiento de contradicciones entre las necesidades de la sociedad y la oferta de los gobiernos.

“El caso de Chiapas es emblemático porque es una de las expresiones más profundas del descontento social; que aparecen ahorita mucho por ser la reforma educativa, pero realmente si revisamos más a profundidad, todas las protestas sociales que están ocurriendo son por los problemas irresuelto o se han exacerbado en los últimos 20 años.”

Por último, es importante razonar que el gobierno en estos momentos de transición tiene que verse imponente, y la primera carta que utiliza para proyectar esta imágen es: El Pacto por México, esta idea de que existe un consenso entre todas las facciones gubernamentales (que son representantes del pueblo mexicano) que se ha encargado de impulsar las políticas más fuertes (entre las que se encuentran la educativa y la energética).

Captura de pantalla 2013-12-02 a la(s) 23.01.19

Magdiel Sánchez Quiroz

La visión de Magdiel es: “que al gobierno le podría salir mejor o sería más barato ceder un poco con los maestros en ciertas iniciativas, en las cosas más agresivas que traen las reforma, pero la cerrazón que tienen ellos no es tanto de capricho, es porque en el momento histórico en el cual están parados, a los intereses que quieren corresponder y el momento a demás internacional que está mostrando que se viene una crisis económica muy fuerte los está llevando a que todas sus políticas son innegociables e inaplazables.

Pero en ese contexto entonces lo que está ocurriendo es que las protestas también tienden a radicalizarse; no sólo en el ámbito de la violencia que hemos visto, sino en que el tipo de demandas empiezan a trascender de lo meramente reivindicativo, corporativo, gremial y empiezan a poner en el centro el tema político; porque lo que se está poniendo en cuestionamiento en todas las movilizaciones es el cuestionamiento al régimen.”

Desde que iniciaron las movilizaciones en Chiapas en mayo de 2013:  se han detenido a 5 representantes del movimiento, pasaron 87 días de plantón en la plaza central de Tuxtla Gutiérrez, hasta que lo levantaron el 22 de noviembre; se han cerrado 16 mil 200 escuelas y se dejó a 1.3 millones de niños y niñas sin clases.

Vamos a ver qué pasa ahora que el Pacto no es tan sólido y tan sólo faltan 30 días para que se cumpla el 20 aniversario del levantamiento del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: