Catón: “La Guerra se alimentará de sí misma”


Catón era un hombre cuya brillantes intelectual, agrícola y amor pasional por Roma cubrían todas sus imperfecciones físicas.

Patricio, viejo Senador descubrió que Catón no era como todos los agricultores. El no era rudo ni analfabeta, entendía la importancia de la cultura y leía a escondidas buscando refugio para su alma.

El Senador animó a Catón a viajar a Roma en busca de un mejor futuro.

Al término de la Segunda Guerra Macedónica, la República dedicó tropas, material y esfuerzo a aplastar la revuelta interna en España.

El encargado de esta Misión fue Catón con una flota de 25 naves en el año 195 A. C.

Catón siempre astuto logró ganar cualquier guerra, así fuera por negociación en secreto.

Al término del año el héroe debía rendir cuentas a Roma.

Una frase célebre lo guardaría en la historia “la guerra se alimentara de sí misma” y lo cumplió nunca solicitó refuerzos, regreso a Roma con un excedente de oro y plata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: