Samuráis: muerte, virtud y heroismo


(Foto:acerosdehispania.com)

Guerreros samuráis con su traje tradicional de hierro. (Foto:acerosdehispania.com)

Los épicos guerreros de la Tierra del Sol Naciente , Japón, se originaron a partir del siglo X con la finalidad de ‘servir a su reino’, cuando este país comenzó a adquirir una identidad cultural propia y a definirse como un imperio.

Los sámurais conformaron una élite militar  que adquirió respeto y miedo hacia sus enemigos ya que tenían un control estoico de sus emociones,  un enfoque en el cultivo de la virtud y el heroísmo, además del poder absoluto e incuestionable sobre la vida de otras personas.

Dentro de la cosmovisión japonesa el emperador es una reencarnación divina, por lo que dentro del sistema de valores japonés este guerrero debía servir a su ‘sensei’ acosta de su vida en el campo de batalla, ya que dentro de su código moral “la muerte es una puerta para una vida muy digna”.

Fueron servidores que no ambicionaron la riqueza material sino que protegieron  su tierra y se aferraron a su destino,  capaces de renunciar a la vida de gloria en el campo de batalla , a su katana de hierro de 60 centímetros , a su máscara que lo asemejaba a un demonio dantesco y capaces de recurrir  al harakiri (suicidio ritual) si su honor era roto.

Durante más de nueve siglos sirvieron al imperio japonés, cobrando auge en 1080 , donde surgieron los grupos Miramoto y Taria, aunque otro de sus momentos cumbre fue la lucha contra los mongoles para preservar la independencia y poder de Japón en el siglo II DC.

Samurai_by_lubliner

Los japoneses creían que su alma se fundía con su katana (Ilustración : Deviantart /Yokohama)

El  nacionalismo se convirtió en un aspecto importante en la cultura japonesa ,anclada  en su sentido moral , ético y espiritual que sigue latente  pese a que desaparecieron en el siglo XIX, ya que se convirtieron en símbolos y están guardados en la memoria poética de su pueblo.

El pueblo japonés se remite a su raigambre  samurái y  ambiciona un camino de progreso, exigencia, orden, pulcritud y las características de estos guerreros han convertido a Japón en una de las potencias más poderosas del mundo.

(Fuente: Juan Antonio Servían, La Rosa de los vientos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: