Calígula, el tirano que azotó Roma


Todos los imperios tienen una época oscura. Azotados por desastres naturales o batallas entre reinos, millones de personas mueren y temen ante la furia que los sacude. Roma fue víctima de estos períodos en repetidas ocasiones: Octavio Augusto perdió tres legiones en Germania, a Tiberio se le hundió un anfiteatro repleto de gente, Nerón gobernó con el yugo de la tiranía, pero nadie se le puede comparar al sadismo que caracterizó el reinado de Calígula (12 – 41 d.C).

Fuente: ungthesteeple

Fuente: ungthesteeple

Su padre Julio César Germánico era querido y alabado por el pueblo. Considerado como uno de los mejores generales de Roma, disfrutaba llevar al pequeño Calígula al campo de batalla. A los cuatro años Cayo Teses (su verdadero nombre) portaba un traje idéntico al de su progenitor, por lo que los legionarios decidieron bautizarlo con el mote de “Calígula”, diminutivo de caligae que eran las sandalias usadas por las tropas.

¿Quién iba a pensar que este gallardo y tierno niño se convertiría en un emperador sin corazón que edificó su reinado con el fundamento de “que me odien, con tal de que me teman”?

El joven Calígula creció enfermizo, desgarbado, con el cuerpo totalmente cubierto de vello y a la vez pelón. Acomplejado por su físico tomó medidas extremas para asegurarse de que nadie estuviera por encima de él. Si veía a un chico con cabellera larga y hermosa, mandaba de inmediato a raparle; la palabra “cabra” fue prohibida so pena de muerte, puesto que se consideraba un monstruo y creía que su rostro se asemejaba al de este animal.

El odio que sentía por sí mismo lo desquitaba con su pueblo. Gozaba causar daño ajeno y jamás se tentaba el corazón. Una de sus frases favoritas era:

“Hiérele. Hiérele y hazle sentir la muerte en él”

Durante su mandato, infinidad de vidas se perdieron. Si no ordenaba matar a los prisioneros, disfrutaba de torturarlos. Su práctica preferida consistía en darse festines delante de los presos que no habían comido en días; en una ocasión incluso ordenó cortarle la mano a un hombre y colgársela en el cuello. Mientras este sujeto moría desangrado, el emperador degustaba con singular regocijo su cena.

Durante las fiestas de circo, mandaba quitar los techos para que el público se insolara y cayera muerto o desmayado, en el mejor de los casos. Asimismo, lanzaba oro a las multitudes para provocar avalanchas humanas.

Su látigo azotaba a todos sin piedad. Ser amigo de Calígula no era equivalente a quedar exento de su crueldad. Durante un viaje en su barco ordenó a los soldados que aventaran al agua a todos sus invitados. Muchos murieron ahogados puesto que se les prohibió volver a subir al bote.

Asimismo, en banquetes o fiestas, el emperador tenía derecho a tener relaciones con cualquiera de las mujeres que se encontraban presentes. Si a él no le satisfacía, ordenaba inmediatamente que se divorciara de su marido pues si no servía para complacer al emperador, mucho menos a su pareja.

Sus mujeres
Para Calígula el sexo giraba entorno a la violencia. Durante sus visitas a los burdeles, el emperador les propinaba tremendas golpizas a las prostitutas durante el acto sexual.

En cuanto a esposas, Cayo Teses tuvo cuatro consortes. Entre ellas, su propia hermana Lucila, quien quedó embarazada de él. Sin embargo, tanta fue su desesperación por ver a su heredero, que cuando Lucila cumplió los ocho meses, Calígula irrumpió en la noche y cortó el vientre de la madre para sacar al bebé y así poderlo conocer. Desde luego ninguno de los dos sobrevivió.

La traición
Los exceso terminaron por cansar tanto al pueblo como a la misma guardia pretoriana, misma que se encargó de dar fin al imperio de Calígula. A los 28 años de edad, el emperador fue asesinado por más de 30 cortes de espada.

(Fuente: Juan Antonio Cebrián, La Rosa de los vientos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: