Trabajadores sexuales son arrestados por portar más de un preservativo


Foto: Diario El Popular

Foto: Diario El Popular

La policía revisa y arresta a trabajadores sexuales y utiliza los preservativos como prueba  para substanciar acusaciones de prostitución. El problema es que para muchos trabajadores sexuales, particularmente las mujeres transgénero, el arresto conlleva abusos y malos tratos por parte de las autoridades, covirtiéndose en obstáculo que afecta la prevención efectiva del VIH.

La prostitución es ilegal en 49 estados y en todas las ciudades de Estados Unidos, pero donde se han dado mayoritariamente los arrestos con tratos degradantes es en las jurisprudencias de las ciudades de Nueva York, Washington, DC, Los Ángeles y San Francisco, donde se aplica la ley sin ninguna preocupación al trato ciudadano.

Los aspectos en los cuales se basan las autoridades para arrestar son con criterios selectivos y discriminatorios, en donde se considera a personas como presuntos delincuentes en función de quiénes son, como vienen vestidos, donde se encuentran y que aspecto tienen.

Sin embargo la policía de dichas ciudades debería preocuparse por hacer cumplir y supervisar las políticas y practicas para garantizar que se respeten las normas de derechos humanos y normas constitucionales de Estados Unidos y no ser incompatibles con los derechos basados en la identidad o la condición de las personas, y deben ser reformadas o derogadas.

La organización internacional Human Rigths Watch (HRW), dedicada a la defensa y protección de los Derechos Humanos han presenciado dichas anomalías que viven las sexo servidoras caso el de  Carol F., una trabajadora sexual de Los Ángeles que había sido arrestada, entre otros motivos, por llevar preservativos, relató una historia similar: “Después del arresto, siempre tuve miedo… Hubo momentos en que no tenía un preservativo cuando lo necesitaba, y entonces utilizaba una bolsa de plástico”.

Otro caso es el de Alexa L., una trabajadora sexual de la Ciudad de Nueva York, quien declaró: “Yo uso preservativos. Me cuido muchísimo. Pero antes no los utilizaba porque tenía miedo de llevarlos. Estoy muy preocupada por mi salud”.

Human Rights Watch buscará promulgar mejores leyes que prohíban considerar la posesión de preservativos como evidencia en casos de prostitución y delitos relacionados.

Fuente: Human Rights Watch

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: