IFAI, un organismo incompleto


FOTO: derecho.laguia2000.com

En el IFAI son conscientes que no todos los ciudadanos mexicanos conocen su derecho a la información, y además, no todos saben ejercerlo. El problema es que el organismo poco ha hecho para mejor el acceso a la información, que lo ofrece como un servicio, no como un derecho social.

En un artículo publicado en la Revista Mexicana de Acceso a la Información y Protección de Datos en el primer semestre del 2012, Issa Luna Pla, asegura que es un error pensar que el enfoque actual sobre acceso a la información abarca todos los aspectos de un gobierno democrático. Y no se abarca la democracia en la transparencia mexicana porque el gobierno no ha conscientizado a la población sobre este derecho fundamental.

La   Profesora e investigadora en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Issa Luna, plantea que “Para esta población, las leyes de acceso a la información no necesariamente garantizan acceder a la información pública, porque existen problemas de cultura, recursos, actitudes y de habilidades que obstaculizan el acceso”

Sin embargo el artículo (que es difundido por el propio IFAI) no ahonda ni analiza estos problemas para buscar soluciones.

Pobreza Informacional

El propósito del artículo es introducir al debate sobre garantizar el derecho de acceso a la información, pero como una obligación del Estado centrada en la satisfacción de cada persona, sobre todo de las personas más pobres económicamente.

La intención de la investigadora es profundizar en la teoría sobre la pobreza informacional, la cual contiene básicamente el estudio de problemas de cultura en la sociedad y las habilidades de la gente con escasos recursos.

Con el término de pobreza informacional, se refiere a tres conceptos fundamentales para la transparencia:

1″)Habilidad y accesibilidad de información elemental que las personas necesitan para su desarrollo”.

Se refiere a un mínimo de conocimientos teóricos para saber la información que se necesita, y para que. Nadie busca información gubernamental sólo por ocio. Buscar información, es un acto de exigencia y transparencia.

2) “Una relación entre la pobreza económica y la pobreza informacional de las personas”. Una alusión perfecta que describe lo que es la transparencia mexicana. Si tomamos cifras recientes sobre pobreza, en México tenemos más de 50 millones de pobres sobre información gubernamental.

3)”La capacidad o incapacidad de una persona para entender e interpretar la información” De nada sirve los mejores sistemas de transparencia, si los portales son confusos, o la información también lo es. Y es algo de lo que sucede con el IFAI, ya que si no se especifica rigurosamente la información que se pretende encontrar, el mismo organismo enviará demasiada información, que al final sólo confundirá a la persona, y no le dirá nada.

Para la investigadora en estas tres categorías entran “Los problemas de lenguaje, de analfabetismo, discapacidades físicas de las personas; también se abarcan límites culturales como los rumores, las tradiciones, la falta de integración de los grupos de la sociedad” El problema, es que la mayoría de estas deficiencias, tienen que ver directamente con la funcionalidad de un gobierno: integrarse con la sociedad, garantizar la educación y el acceso a personas con alguna discapacidad. Si no cumple con ellas, entonces difícilmente podrá garantizar el acceso a la información pública.

Las leyes en los 60  de acceso a la información se “forjaron en el ámbito de la administración pública como buenas prácticas de gobierno, no como un derecho humano”. Este enfoque humano es el que retoma el IFAI. Pero lo hace sin claridad. Si emite mensajes televisivos, en radio y prensa. Pero nunca nos habla de un manual para interpretar su página confusa, mucho menos nos dirá como o con que términos especificar las búsquedas. Y los teléfonos de ayuda que ofrecen son igual de ineficientes.

Uno de los principales problemas que especifica el artículo es que “los pobres económicamente no conocen los canales formales para acceder a la información, su principal medio de información es la televisión y el lenguaje de los medios impresos les parece incomprensible” Pero los esfuerzos del gobierno son técnicos, ya que garantizan con la tecnología el acceso a la información, pero eso no basta.  El problema es conscientizar sobre el uso de la tecnología y la adaptación a ella, para primera entenderla.

El texto revela la importancia de crear estrategias de difusión de la información pública junto con un análisis de las necesidades de información de los pobres, aunado a la consideración de sus capacidades.

Sin embargo, el mismo IFAI, sólo publico el artículo, que por sí solo no garantiza nada. Está ahí, para quien lo busque y abre una perspectiva sobre lo que está haciendo bien o mal el organismo, pero sólo queda en eso. Por ello la responsabilidad del IFAI es dejar de verse a sí mismo como un servicio, para comprometerse como un organismo social.

Aquí puedes revisar el artículo completo: Pobreza informacional y el derecho de acceso a la información pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: